Entre bambalinas con Jon López

 

Foto: Jon López
Foto: Jon López

Creepy Crawly es un montaje de danza que reflexiona sobre el viaje hacia la aceptación de uno mismo. Parte de la base de que los estándares inalcanzables, las modas, la presión por ser perfecto o las actitudes autodestructivas son algo común en nuestro siglo. En este espectáculo, dirigido y coreografiado por Jon López, se exponen las contradicciones entre el aparentar y el ser.

¿Cuándo fue y qué recuerdas de tu primera vez en un escenario? 

Tendría unos 7 u 8 años cuando subí a bailar por primera vez a un escenario; era el único chico entre niñas. Lo que sentí allí creo que es lo mismo que sigo sintiendo hoy, ese mismo subidón de adrenalina.
¿Con qué parte del proceso creativo disfrutas más? 
 
No sabría con cual quedarme. El proceso creativo es el conjunto de todas las etapas por las que la pieza va evolucionando poco a poco hasta llegar a presentarse delante de un público. Como responsable de la idea y dirección de “Creepy Crawly”, es esa mutación que ha experimentado la pieza, desde que empezó hasta ahora, la que más he disfrutado y sigo disfrutando.
¿Consigues disfrutar cuando ves trabajos ajenos o te puede la formación profesional?
 

Cada vez que voy a ver un espectáculo intento sentarme en la butaca como espectador, no como bailarín. A veces es difícil desconectar o dejar los “conocimientos” adquiridos fuera, pero creo que es a veces el único modo real de disfrutar del arte; dejándose sorprender.

¿Cuál consideras que ha sido hasta ahora tu mejor momento profesional? 

 Entrar a formar parte de La Veronal, ha sido un momento crucial en mi vida profesional. Estar con este equipo y poder nutrirme y aprender de Marcos Morau, de cada uno de mis compañeros, de cada lugar donde actuamos… es algo muy enriquecedor para mí cada día, y algo que valoro mucho. Ahora mismo es un momento bonito, he emprendido con ganas “Creepy Crawly” situándome en el papel de coreógrafo, y me gustaría seguir dándole vida acompañado de estos tres geniales intérpretes como son Martxel Rodríguez, Edoardo Ramírez y Marcos Martincano.
¿Por qué debe ir la gente a ver “Creepy Crawly”?
 
Este espectáculo habla de la diferencia; de lo difícil que es formar parte del grupo y ser aceptado; de lo que no gusta ver o mirar; de los cánones a seguir y de la costumbre, algo con lo que el espectador puede sentirse directamente identificado. Habla de todo lo establecido, pero no porque algo esté constituido es correcto.
 
Creepy Crawly se representará el domingo 18 de junio en la Sala Goerlich del Centre del Carmen a las 13 horas.